lunes, 4 de noviembre de 2013

El editor de Biblioteca de Chilenia recomienda en FILSA 2013

La casa editorial Biblioteca de Chilenia no está en la presente versión de FILSA, pero si algunos libros y revistas de nuestros colaboradores, las cuales recomendamos en esta última semana del festival de lectores. Podemos encontrar los dos volúmenes de la revista Ominous Tales dirigida por Aldo Astete, en su interior encontrarán cuentos de Jorge Araya, Pablo Rumel, Martín Muñoz Kaiser y diversos escritores nacionales e internacionales, cada tomo vale $2000, un precio insuperable para cuentos e historietas de terror fenomenal. Lo pueden encontrar en el stand de Mythica, dentro del pabellón de las editoriales independientes.

Uno de los primeros stands a la vista cuando uno entra a FILSA, en Ediciones SM encontrarán la opera prima de Maca Fabry La ciudad del Sol, ilustrado por Pablo Santander, una historia de fantasía y perseverancia perteneciente al catálogo Barco de Vapor a $6300. En el mismo stand podrán encontrar los libros El mago del desierto,  La delirante compañía de los sueños y ¡Soy una biblioteca! de JL Flores a $6300. Si desean irse a la segura con excelentes historias de fantasía y aventura, atrévase a leerlos, no se arrepentirá. Y puede atreverse con Ngen Mapu de IC Tirapegui a $7000, ellos escribieron la historia, nosotros la leyenda.

En el stand de Editorial Forja, cerca del pabellón de las editoriales independientes pueden encontrar los libros El martillo del Pillán a $7000 y la novela escrita a cuatro manos WBK Asesinos, una mezcla de pornografía con realidades paralelas, pelirrojas sexies y mucha violencia cortesía de Sergio Alejandro Amira y Martín Muñoz Kaiser a $8000. Y finalizando, si bien no escribe en este portal, pero es el autor del actual escudo que ostentamos en diversos eventos, pueden adquirir Lluscuma de Jorge Baradit a $12.000 en el stand de ediciones B, un libro de política y ciencia ficción chilena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siéntase libre de opinar, sugerir y criticar. Sólo pedimos no usar groserías y evitar faltas ortográficas.